Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.    Encontrar más  aquí


Me gusta esta página,
Compartir

Tras una actividad intensa, el cuerpo necesita horas o incluso días para recuperarse; una dieta apropiada durante y también tras el ejercicio, puede permitir que el organismo se recupere más rápido y evitar ciertos trastornos (deshidratación, cansancio, tendinitis, etc.) Durante la fase de recuperación deberían considerarse 3 puntos fundamientales: rehidratación del cuerpo, restauración de la energía y de las reservas de electrolitos y la reparación y sintetización muscular. Una bebida isotónica proporciona carbohidratos nada más finalizar el ejercicio y no más tarde de 3 horas tras el final de la actividad te permitirá conseguir los dos primeros objetivos. Para una reparación muscular, el contenido protéico de los aminoácidos permitirá que se reparen las microlesiones causadas por la actividad física. De nuevo, el consumo se debe realizar tan pronto como sea posible tras el final del ejercicio y en un máximo de 3 horas siguientes al final de la actividad.






NUTRICIONAL ARCHIVOS
Bases de la nutrición deportiva
Bases de la nutrición deportiva
Recuperación :todos los artículos
ASESORAMIENTO DE PROFESIONALES
Prevenir los calambres
Prevenir los calambres
Röthlin Viktor
Recuperación :todo consejo