Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.    Encontrar más  aquí


Me gusta esta página,
Compartir
 
Visualizar los artículos nutricionales
Oxígeno y máximo VO2
Oxígeno y máximo VO2

Necesitamos algo de oxígeno para vivir y más incluso cuando practicamos un deporte. El oxígeno sólo se obtiene con la respiración. ¿Por qué son tan importantes el oxígeno y el VO2?





¿Por qué el oxígeno?

La mitocondria se encuentra en las células. Generan energía en forma de ATP a partir de la glucosa. Aunque se necesita oxígeno para este proceso funcione, éste se obtiene de los pulmones mediante los glóbulos rojos y distribuídas a todas las células del organismo. Durante la actividad física necesitas más energía y, por tanto, más oxígeno. La respiración y el ritmo cardíaco se aceleran para poder suministrar más oxígeno a esas mitocondrias.





¿Qué es el máximo V02?

Con un esfuerzo físico aumenta el volúmen de oxígeno utilizado hasta un valor límite: el máximo VO2. Este es el volúmen máximo de oxígeno que el organismo puede consumir por minuto durante un esfuerzo intenso. Estos valores varían según el individuo, sexo, edad y nivel de actividad física. Incluso si el ejercicio continúa incrementando la intensidad, el volúmen de oxígeno consumido no puede superar el máximo VO2.





Máximo VO2: indicador de resistencia

El máximo VO2 permite que se evalúen las condiciones físicas y el progreso de los deportistas. Si es mayor, mejor será la resistencia porque la producción energética es mayor. El máximo VO2 va unido al MAP: Máximo poder aeróbico (Maximal Aerobic Power). La resistencia de un deportista es la capacidad para mantener un esfuerzo cerca del MAP tanto como es posible. Sin embargo, hay que tener cuidado, el máximo VO2 no lo es todo: dos deportistas con el mismo máximo VO2 no tienen necesariamente el mismo nivel. Se debe tener en cuenta que no sólo los músculos consumen oxígeno, sino también otros órganos: el corazón, el cerebro.





¿Cómo puedes mejorar tu máximo VO2?

Las sesiones de resistencia (baja intensidad y larga duración) provocan un incremento del número de mitocondrias en las fibras musculares y un número de capilares a su alrededor. Este tipo de entrenamiento también causa y aumenta el volúmen de expulsión sistólica o el volumen sistólico, que es el volumen de sangre impulsado con cada contracción cardíaca. Estas modificaciones permiten un incremento de la cantidad de oxígeno que llega a los músculos así como su mejor uso. Así, se potencia el máximo VO2.