Nuestra página web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de usuario, recomendamos que acepte su utilización para disfrutar completamente de su navegación

Los sistemas de producción de energía Los sistemas de producción de energía

Los sistemas de producción de energía

Ya seas un culturista, un corredor de 400 metros o un ciclista clásico, cada tipo de actividad, dependiendo de su duración e intensidad, requiere un sistema de producción de energía específico. En función de estos objetivos, ¿qué sistema de producción de energía está involucrado?

ATP o trifosfato de adenosina

Existen 3 sistemas de producción de energía

- El sistema aeróbico. Utiliza oxígeno de la atmósfera.

- El sistema anaeróbico láctico que produce acidez en el cuerpo.

- El sistema anaeróbico aláctico que no utiliza oxígeno y no produce acidez.

El objetivo común de estos 3 sistemas es regenerar la única molécula de energía que pueden utilizar los músculos: ATP (trifosfato de adenosina). Los tres sistemas de energía están intrínsecamente vinculados. Actúan en sinergia, influyen y se regulan mutuamente.

el músculo es el motor del movimiento 

El músculo transforma la energía química en energía mecánica. La contracción muscular usa ATP como combustible. Bajo la acción de los impulsos nerviosos, el ATP se descompondrá, liberando energía y calor. Sin embargo, las bajas reservas de ATP en la fibra muscular solo permiten una contracción de 1 a 2 segundos. Como el ATP no se suministra a los músculos, existen procesos capaces de reconstituir el ATP. Todo lo que se necesita es suministrar la energía aportada por los alimentos.

el GASTO DE Energía depende del tipo de actividad 

Source: Guilland et al. in: Martin et al. Recommended nutritional intakes for the French population. 3rd edition. Tec et Doc. P. 338–394. 2001.

Durante el ejercicio de más de una hora de duración, es importante consumir hidratos de carbono en forma de bebidas o alimentos para ahorrar nuestras reservas de hidratos de carbono musculares y así poder continuar realizando el ejercicio durante más tiempo o a un ritmo más rápido.