Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación. Pulsando el botón “Acepto” o continuando la navegación por la página web, entendemos que aceptas todas las cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación. Pulsando el botón “Acepto” o continuando la navegación por la página web, entendemos que aceptas todas las cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

LA TOLERANCIA DIGESTIVA LA TOLERANCIA DIGESTIVA

LA TOLERANCIA DIGESTIVA DE LA BEBIDA ISOTÓNICA

Los deportistas a menudo se enfrentan a problemas digestivos que pueden dificultar significativamente su rendimiento deportivo. Estos trastornos pueden manifestarse por reflujo, náuseas, calambres intestinales, flatulencia o diarrea. Varios factores pueden explicar la aparición de estos trastornos, tales como la deshidratación, el estrés, la ingesta dietética de ciertos nutrientes (lípidos, fibra en particular) ... pero los deportistas a menudo lo atribuyen a la composición de las bebidas que han consumido. De hecho, la bebida puede desempeñar un papel en la aparición de síntomas de intolerancia digestiva. En particular, la osmolaridad de la bebida, la composición de carbohidratos, pero también la temperatura de la bebida son factores a tener en cuenta cuando se considera el consumo de una bebida durante una actividad deportiva.

Por lo tanto, la tolerancia digestiva de la bebida Isostar Hydrate & Perform se comparó con una bebida de esfuerzo competitiva en atletas entrenados (Sadowska K et al., 2009).

Protocolo:

18 deportistas profesionales consumieron dos bebidas azucaradas según el siguiente protocolo y durante dos períodos distintos.

- 500 ml de una u otra de las bebidas 60 minutos antes y 500 ml inmediatamente después de un ejercicio de prueba (2 x 25 minutos al 70% de VO2 máx.)

- Posteriormente 150 ml de una de las bebidas justo antes y después de los primeros 25 minutos del ejercicio de prueba.

Al finalizar el ejercicio, los atletas completaron un cuestionario sobre la frecuencia e intensidad de las molestias gastrointestinales.

Test de productos:

La bebida Isostar Hydrate & Perform se consumió y comparó con el consumo de una bebida competitiva. La composición de las bebidas probadas difiere en términos de composición de hidratos de carbono (cantidad y fuente de carbohidratos distinta), así como la composición de vitaminas y minerales. Las dos bebidas son, por otro lado, isotónicas.

La temperatura de las bebidas consumidas fue de 5-10 ° C.

Ambas bebidas se distribuyeron al azar en el cross-over

ResulTados:

Las quejas gastrointestinales como el reflujo fueron significativamente mayores con la bebida de la competencia (83%) en comparación con la bebida Isostar Hydrate & Perform (22%) (p <0.001) y estas quejas fueron percibidas como más severas por los deportistas que consumieron la bebida de la competencia (1.9 ± 0.9 puntos para la bebida competitiva versus 0.2 ± 0.4 puntos para la bebida Isostar) (p <0.001).

La sensación de "muy llenos" gástricamente, pero además significativamente con mayor frecuencia (p <0.01) por los deportistas que consumieron la bebida de la competencia (89%) en comparación con Isostar Hydrate & Perform (39%).

Los autores del estudio explican los efectos observados por la diferencia en la composición, particularmente de hidratos de carbono y minerales (sodio y magnesio) de las dos bebidas, y recomiendan preferentemente el consumo de Isostar Hydrate & Perform.

ReferencIAs

Sadowska K, Bajerska J, Jeska J, 2009. The effect of two carbohydrate-electrolyte drinks on gastrointestinal complaints and physical performance in rowers. Medicina Sportiva, 13 (3): 171-176