Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación. Pulsando el botón “Acepto” o continuando la navegación por la página web, entendemos que aceptas todas las cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación. Pulsando el botón “Acepto” o continuando la navegación por la página web, entendemos que aceptas todas las cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Los beneficios de multiplicar las fuentes Los beneficios de multiplicar las fuentes

Los beneficios de multiplicar las fuentes de hidratos de carbono

Actualmente, está claro que los atletas necesitan consumir hidratos de carbono cuando se preparan y / o participan en un evento deportivo (Jeukendrup AE, 2004). Ya en la década de 1920, los científicos destacaban los beneficios de la ingesta de hidratos de carbono durante el ejercicio para mejorar el rendimiento de las actividades de endurance (Krogh A and Lindhard J, 1920; Levine S et al., 1924); dado que la ingesta de hidratos de carbono durante el ejercicio  retrasa la aparición de la fatiga.

¿pero cuál es la cantidad óptima de hidratos de carbono que debemos absorber durante el ejercicio prolongado?

Hasta ahora, se ha establecido que la tasa máxima de oxidación (utilización) de hidratos de carbono estaba entre 1.0 y 1.1 gramos / minuto incluso si se absorbían cantidades significativas (> 2 gramos / minuto o 120 g / hora de hidratos de carbono): en otras palabras , la oxidación de la ingesta de los hidratos de carbono se consideraba, hasta hace poco, óptima para ingestas de 1 a 1.5 g / minuto o la ingesta de 60 a 90 g / hora de hidratos de carbono (Hawley JA et al., 1992; Rehrer NJ et al., 1992; Wagenmakers AJ et al., 1993; Jeukendrup AE y Jentjens RL, 2000).

Es importante tener en cuenta que estos datos científicos se basaron en los resultados de los estudios realizados después de la absorción de una sola fuente de hidratos de carbono.

Los científicos continuaron investigando si había una manera que el organismo optimizará el uso del de hidratos de carbono exógenos (de origen dietético), para aumentar aún más el rendimiento físico.

¿se puede optimizar la absorción y utilización de los hidratos de carbono?

En la década de 2000, los científicos abordaron esta pregunta y varios estudios científicos mostraron que la absorción combinada de diferentes fuentes de hidratos de carbono (por ejemplo, glucosa + sacarosa, glucosa + fructosa, glucosa + sacarosa + fructosa o maltodextrina + fructosa) podría potenciar la tasa de absorción de hidratos de carbono y por lo tanto, su oxidación (utilización) por el organismo (Jentjens RL et al., 2003; Jentjens RL et al., 2004 a,b,c; Jentjens RL et al., 2005a; Jentjens RL, 2005b; Wallis GA et al., 2005; Jentjens RL et al., 2006; Hulston CJ et al., 2009; Lecoultre V et al., 2010).

Por ejemplo, la ingesta combinada de glucosa + sacarosa o glucosa + fructosa a una velocidad de 1,8 g / minuto aumentó la velocidad de oxidación de los hidratos de carbono absorbidos en un 20-55% en comparación con una cantidad equivalente de glucosa absorbida (Jentjens RL et al., 2004b y 2004c).

Sin embargo, curiosamente, esta combinación de hidratos de carbono (glucosa + fructosa) también se ha asociado con un rendimiento mejorado ,en comparación con la misma cantidad de glucosa absorbida (+ 8%) (Currell K y Jeukendrup AE, 2008).

Explicación:

La hipótesis presentada por los científicos para explicar estos resultados radica en la participación de los transportadores intestinales de hidratos de carbono. Por lo tanto, cuando se ingieren grandes cantidades de glucosa, los transportadores intestinales de glucosa se saturan y la absorción intestinal se convierte en un factor limitante para la oxidación (utilización) de la glucosa absorbida por el organismo. Al mezclar fuentes de hidratos de carbono (deben ser fuentes que utilicen diferentes transportadores intestinales), se involucrarán diferentes transportadores de hidratos de carbono, aumentando así la absorción y el uso posterior de los hidratos de carbono absorbidos.

¿Existe un efecto matrix?

Estudios recientes han demostrado que esta optimización de la absorción y oxidación de hidratos de carbono a través de la multiplicación de hidratos de carbono es válida independientemente de la matriz alimentaria utilizada (líquido, sólido o gel), lo que permite alternativas interesantes (Pfeiffer B et al., 2010a, 2010b).

Referencias

Currell K, Jeukendrup AE, 2008. Superior endurance performance with ingestion of multiple transportable carbohydrates. Medicine & Science in Sports & Exercise, 40 (2): 275-281

Hawley JA, Dennis SC, Noakes TD, 1992. Oxidation of carbohydrate ingested during prolonged endurance exercice. Sports Medicine, 14: 27-42

Hulston CJ, Wallis GA, Jeukendrup AE, 2009. Exogenous CHO oxidation with glucose plus fructose intake during exercise. Medicine & Science in Sports & Exercise, 41 (2): 357-363

Jentjens RL, Achten J, Jeukendrup AE, 2004a. High oxidation rates from combined carbohydrates ingested during exercise. Medicine & Science in Sports & Exercise, 36 (9): 1551-1558

Jentjens RL, Moseley L, Waring RH, Harding LK, Jeukendrup AE, 2004b. Oxidation of combined ingestion of glucose and fructose during exercise. Journal of Applied Physiology, 96: 1277-1284

Jentjens RL, Venables MC, Jeukendrup AE, 2004c. Oxidation of exogenous glucose, sucrose, and maltose during prolonged cycling exercise. Journal of Applied Physiology, 96: 1285-1291

Jentjens RL, Jeukendrup AE, 2005. High rates of exogenous carbohydrate oxidation from a mixture of glucose and fructose ingested during prolonged cycling exercise. British Journal of Nutrition, 93: 485-492

Jentjens RL, Shaw C, Birtles T, Waring RH, Harding LK, Jeukendrup AE, 2005. Oxidation of combined ingestion of glucose and sucrose during exercise. Metabolism Clinical and Experimental, 54: 610-618

Jentjens RL, Underwood K, Achten J, Currell K, Mann CH, Jeukendrup AE, 2006. Exogenous carbohydrate oxidation rates are elevated after combined ingestion of glucose and fructose during exercise in the heat. Journal of Applied Physiology, 100: 807-816

Jeukendrup AE, Jentjens RL, 2000. Oxidation of carbohydrate feedings during prolonged exercise: current thoughts, guidelines and directions for future research. Sports Medicine, 29: 407-424

Jeukendrup AE, 2004. Carbohydrate intake during exercise and performance. Nutrition, 20 : 669-677

Jeukendrup AE, 2010. Carbohydrate and exercise performance: the role of multiple transportable carbohydrates. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care, 13: 452-457

Krogh A, Lindhard J, 1920. The relative value of fat and carbohydrate as sources of muscular energy. Biochemical Journal, 14: 290

Levine S, Gordon B, Derick C, 1924. Some changes in chemical constituents of blood following a marathon race. Journal of American Medical Association, 82: 1778-1779

Pfeiffer B, Cotterrill A, Grathwohl D, Stellingwerff T, Jeukendrup AE, 2009. The effect of carbohydrate gels on gastrointestinal tolerance during a 16 km run. International Journal of Sport Nutrition & Exercise Metabolism, 19 (5): 485-503

Pfeiffer B, Stellingwerff T, Zaltas E, Jeukendrup AE, 2010a. CHO oxidation from a CHO gel compared with a drink during exercise. Medicine & Science in Sports & Exercise, 42 (11): 2038-2045

Pfeiffer B, Stellingwerff T, Zaltas E, Jeukendrup AE, 2010b. Oxidation of solid versus liquid CHO sources during exercise. Medicine & Science in Sports & Exercise, 42 (11): 2030-2037

Rehrer NJ, Wagenmakers AJ, Beckers EJ et al., 1992. Gastric emptying, absorption and carbohydrate oxidation during prolonged exercise. Journal of Applied Physiology, 72: 468-475

Wagenmakers AJ, Brouns F, Saris WH, Halliday D, 1993. Oxidation rates of orally ingested carbohydrates during prolonged exercise in men. Journal of Applied Physiology, 75: 2774-2780

Wallis GA, Rowlands DS, Shaw C, Jentjens RL, Jeukendrup AE, 2005. Oxidation of combined ingestion of maltodextrins and fructose during exercise. Medicine & Science in Sports & Exercise, 37 (3): 426-432